¿Qué es WERA?

El sistema WERA transmite ondas de radio hacia el océano. La conductividad del agua salada marina permite que las ondas viajen siguiendo la curvatura de la tierra sin ser obstaculizadas por la lluvia o neblina y alcanzando distancias mucho más allá del horizonte visual.

Las ondas son dispersadas por la rugosidad y el oleaje de la superficie del mar y captadas nuevamente por el radar. La dispersión medida por el radar es procesada para obtener mapas de velocidad de corriente superficial, altura de ola significante y dirección de viento.


Comparado con otros instrumentos de medición como ADCPs o boyas de deriva, los radares HF mapean extensas áreas del océano, en lugar de medir solamente en un punto. Además, dado que son sistemas instalados en costa, la puesta en marcha, el monitoreo y el mantenimiento es mucho más fácil y menos costoso.



Aplicaciones

El sistema WERA para el monitoreo remoto de costas tiene, entre otras, las siguientes aplicaciones:

  • Provee de datos a instituciones científicas para la investigación en diferentes áreas de la oceanografía.

  • Se puede combinar con modelos oceanográficos, mediciones de otros instrumentos y/o estaciones meteorológicas para mejorar el pronóstico de diferentes variables en el mar.

  • Asiste a capitanía de puertos para el manejo seguro de tráfico marítimo y navegación.

  • Permite estimar el esparcimiento de contaminantes en situaciones de derrame (por ejemplo, buques petroleros).

  • Optimiza esfuerzos de búsqueda y rescate mediante la estimación de arrastre en situaciones de hombre al agua.

  • Detección de arribo de tsunamis.

  • Estimación de transporte larvario y nutrientes para áreas naturales protegidas y para la industría pesquera.